Los rayos del sol

Extracto de la Paneuritmia.

Toda plegaria un día es concedida

Decís que rezáis y no sois escuchados. Pues bien, es ahí donde os equivocáis. Si vuestra plegaria es sincera, intensa y desinteresada, sois escuchados, pero progresivamente. El proceso es continuo y se va amplificando pues lo que pedís no se puede realizar en un día. En el momento que rezáis, vuestro deseo empieza a realizarse, pero hace falta mucho tiempo para que sea realizado del todo.

Plantáis una semilla... Para que esta semilla se vuelva un árbol hace falta tiempo. Pero ya habéis sido escuchados porque esta creciendo. Pedís el Reino de Dios y su Justicia, no podéis hacerlo llegar en un solo día, no es posible, es un árbol gigantesco y no puede crecer de golpe. Pero está plantado, la semilla esta plantada y el árbol crece.