Véhadi

Véhadi, véhadi, véhadi

El Alma humana es una particula del alma universal

Nuestra alma es una pequeña parte del alma universal, se siente pues tan limitada, tan ahogada en nuestro cuerpo físico que su único deseo es poder expandirse en el espacio infinito. En general nos imaginamos que el alma está entera en el hombre: en realidad, no, sólo una pequeña parte se encuentra en el hombre. Todo el resto está fuera de él y lleva una vida independiente en el océano cósmico. Pero como el alma universal tiene proyectos sobre nosotros y desea poder animarnos, vivificarnos, embellecernos, trabaja infiltrándose en nosotros y nos impregna más y más de su quintaesencia.

Los humanos deben saber que su alma no está limitada, existe fuera de su cuerpo físico y, todo y siguiendo animándola, viaja para visitar las regiones del espacio y las entidades lejanas. Nuestra alma sobrepasa infinitamente lo que nos podamos imaginar de ella, y esta parte del alma universal que está en nosotros va sin cesar hacia el espacio, hacia la inmensidad, hacia lo infinito.