V´ zorite na jivota (En el alba de la vida)

En el alba de la vida, salió el sol.

Trazó los límites del mundo. Despertó en mi alma el poder del espíritu y el amor en mi corazón.

La religión solar, religión universal

La verdadera religión enseña que los humanos deben acercarse a la luz, al calor y a la vida del sol, es decir buscar la sabiduría que ilumina y resuelve todos los problemas... el amor desinteresado que embellece, estimula y consuela... la vida sublime y espiritual que vuelve activo, dinámico y audaz, a fin de realizar en la tierra el Reino de Dios y su Justicia. He aquí por qué nadie puede combatir esta nueva religión, y quien la intente destruir, se destruirá a sí mismo.

Cuando esta comprensión de una religión solar penetrará los espíritus, toda la organización de la vida se volverá universal: no habrá más separaciones entre los humanos, ni más fronteras, ni más guerras, ni más miseria. Todos deben aceptar la religión y la fraternidad universales que nos enseña el sol. Conociendo al sol en sus manifestaciones sublimes de luz, de calor y de vida, los humanos se acercarán cada vez más a la divinidad, y la tierra se volverá un jardín del paraíso donde todos los hombres vivirán como hermanos.