Vdâhnovénié (Inspiración)

Inspiración, tu eres una bendición.

Sois el templo del Dios viviente

Jesús dijo: "Sois el templo del Dios viviente". Pero los humanos se han acostumbrado a ir a los templos de madera o de piedra que no están vivos, y no se ocupan de este templo que es su ser todo entero. Por supuesto, gracias al fervor de todos los fieles que han ido a rezar durante siglos, esos edificios tienen cuanto menos alguna cosa viva, pero no se puede comparar con un ser humano que ha sabido reforzar su voluntad, purificar su corazón, iluminar su intelecto, expandir su alma y santificar su espíritu. Pues un ser así se ha vuelto un verdadero templo.

Y es cuando sois un templo, cuando rezáis en vuestro templo, que Dios os escucha y os atiende. Y si al mismo tiempo tenéis consciencia de estar en ese otro templo, el universo, os volvéis un ser completo y estáis en la plenitud.